letras

letras

sábado, 25 de febrero de 2017

BALADA DE HANS Y JENNY

Verdaderamente, nunca fue tan claro el amor como cuando Hans Christian Andersen amó a Jenny Lind, el Ruiseñor de Suecia.
Hans y Jenny eran soñadores y hermosos, y su amor compartían como dos colegiales comparten sus almendras.
Amar a Jenny era como ir comiéndose una manzana bajo la lluvia. Era estar en el campo y descubrir que hoy amanecieron maduras las cerezas.
Hans solía contarle fantásticas historias del tiempo en que los témpanos eran los grandes osos del mar. Y cuando venía la primavera, él le cubría con silvestres tusílagos las trenzas.
La mirada de Jenny poblaba de dominicales colores el paisaje. Bien pudo Jenny Lind haber nacido en una caja de acuarelas.
Hans tenía una caja de música en el corazón, y una pipa de espuma que Jenny le diera.
A veces los dos salían de viaje por rumbos distintos. Pero seguían amándose en el encuentro de las cosas menudas de la tierra.
Por ejemplo, Hans reconocía y amaba a Jenny en la transparencia de las fuentes y en la mirada de los niños y en las hojas secas.
Jenny reconocía y amaba a Hans en las barbas de los mendigos y en el perfume del pan tierno y en las más humildes monedas.
Porque el amor de Hans y Jenny era íntimo y dulce como el primer día de invierno en la escuela.
Jenny cantaba las antiguas baladas nórdicas con infinita tristeza.
Una vez la escucharon unos estudiantes americanos, y por la noche todos lloraron de ternura sobre un mapa de Suecia.Y es que cuando Jenny cantaba, era el amor de Hans lo que cantaba en ella.
Una vez hizo Hans un largo viaje y a los cinco años estuvo de vuelta.
Y fue a ver a Jenny y la encontró sentada, juntas las manos, en la actitud tranquila de una muchacha ciega.
Jenny estaba casada y tenía dos niños sencillamente hermosos como ella.
Pero Hans siguió amándola hasta la muerte, en su pipa de espuma y en la llegada del otoño y en el color de las frambuesas.
Y siguió Jenny amando a Hans en los ojos de los mendigos y en las más humildes monedas.
Porque verdaderamente, nunca fue tan hermoso el amor como cuando Hans Christian Andersen amó a Jenny Lind, el Ruiseñor de Suecia.

(Aquiles Nazoa, poeta venezolano)

lunes, 23 de enero de 2017

LA HISTORIA DEL CIRCO EN MÉXICO



La historia del circo en México: sus orígenes indígenas y la influencia de otras culturas.

Desde hace tiempo la cultura mexicana ha realizado espectáculos con disciplinas escénicas que hoy conocemos como circenses. Por un lado los olmecas poseían expresiones artísticas en donde se puede observar la contorsión, ejemplo “La escultura “el acróbata”, la cual se encuentra en el entierro 154 de Tlatilico, estado de México, 800 aC, contorsionista que se expone en el Museo Nacional de Antropologia en la sala Olmeca”[1].Pero los aztecas también practicaron esas disciplinas, las cuales eran realizadas por razones religiosas y sociales, siendo una de ellas el rito de “La caída del Xócolt” teniendo por divinidad al Señor de los Otomíes. “Enseguida suben por las cuerdas, por cada cuerda quizás suben veinte personas, como si estuvieran colgados…”[2] Era el inicio de espectáculo de la caída del Xócolt.
Los olmecas fueron una cultura que se situaba en el territorio mexicano, mucho antes de los aztecas. Esta cultura poseía muchas expresiones 80 artísticas, tales como la escultura, en donde se puede observar la realización de disciplinas escénicas, como la contorsión, ya que muchas de sus esculturas representan figuras humanas en posturas donde el cuerpo de la persona se encuentra contorsionado, es decir, haciendo total uso de su elasticidad, como es el caso de “la escultura el acróbata.”

[1] Julio Revolledo. “La fabulosa historia del circo en México”. P106 
[2] Agustín López. “Juegos rituales aztecas”. P35

El rito de “La caída del Xócolt” realizado por la cultura azteca, consistía en llegar a la cúspide de un tronco aislado, auxiliándose con cuerdas, por lo cual se pude comparar con la disciplina de índole escénica llamada mástil, la cual hoy en día es incluida en las artes circenses y consiste en subirse haciendo maromas hasta lo último del mástil, bien sea de madera, metal o cualquier otro material. 

Con la llegada de los españoles a México, fueron impuestas sus tradiciones y costumbres, entre las cuales se incluyen las artes escénicas, quienes pasaron a ser utilizadas como simples actos de recreación, haciendo uso de animales amaestrados como el oso y el perro, también con los espectáculos de los “graciosos” hoy en día conocemos como payasos.“En las calles y plazoletas, así como en los corrales, patios y vecindarios, incontables saltimbanquis, por desgracia anónimos, pues la historia no registró sus nombres, alentaban con un instante de alegría la profunda calma de la vida colonial”[1]. Podemos observar como la cultura indígena mexicana fue sustituida por la española dominante, y como cambian las disciplinas escénicas de ser algo religioso y social a un acto puramente recreativo, sin ningún otro motivo que pueda tener caracteres educativos o religiosos.

[1] Ob Cit. P 112.

Posteriormente a este suceso y con la llegada de diversos países al territorio de México de diferentes partes del mundo, sin embargo es importante destacar, que a pesar de la presencia de varias tradiciones europeas proveniente de las diferentes160 naciones, la mayor influencia la tuvo el circo de los Estados Unidos, se puede decir, que llevaron la novedad del circo bajo una carpa y como una empresa de recreación. De esta forma el circo pasó a ser una actividad comercial, probablemente influenciado por las ideas capitalistas. “Debemos considerar que seguramente se trató de las primeras carpas que vieron los mexicanos y que en esa época se llamaban “gigantescas tiendas de campañas”, dado que las carpas para 1851 se usaban normalmente en la mayoría de los circos estadounidenses”[1]. Así como el circo mexicano, teniendo un claro origen indígena, ha sido influenciado por otras culturas externas, lo cual ha ocasionado el abandono de sus manifestaciones escénicas que tenía desde las culturas olmecas y aztecas, para convertirlas en acto comercial.

[1] Ibidem. P132

La historia las artes escénicas en México, luego de la caída del imperio azteca por la llegada de los españoles, se vio afectado porque los invasores se encargaron de transformar estas actividades, al cambiar la manera de expresar las manifestaciones artísticas que venían trayendo los pueblos originarios en ceremonias y festividades, para simples actos recreativos de los pueblos y las ciudades.
Después de la conquista de México y su Revolución Independentista, fueron llegando de diferentes partes del continente europeo, diversos circos itinerantes, que iban recorriendo el mundo, haciendo alusión de nuevas manifestaciones circenses, y todo ello fue influyendo en las artes escénicas mexicanas hasta nuestros días.

Es importante destacar que a pesar de la presencia de la cultura europea, la mayor influencia en el circo mexicano la tuvo Estados Unidos, quienes llevaron la novedad del circo bajo una carpa y como una empresa de recreación. De esta manera el circo en México pasó a ser una actividad comercial llena de ideas capitalistas que hicieron que no voltearan a ver sus orígenes indígenas, dejándolos totalmente a un lado.La historia de las disciplinas escénicas en México es compleja, debido a que sus tradiciones en relación a estas actividades artísticas, fueron modificadas a través del tiempo por la influencia de factores externos, como lo fueron los imperios de España y Estados Unidos. 

Las manifestaciones escénicas de las culturas originarias de México, fueron abolidas al llegar los invasores europeos, quienes impusieron la religión católica y consideraron que los espectáculos indígenas estaban llenos herejía, por la cantidad de elementos religiosos; los españoles buscaron reprimir las manifestaciones escénicas de los indígenas de México, para poder adoctrinar a estos grupos, y de esa forma convirtieron a las artes escénicas en simples actos recreativos para pueblos y ciudades, con la independencia de los mexicanos, llegaron diversas culturas europeas, quienes tenían sus propias expresiones escénicas, y más tarde con la llegada del circo de Estados Unidos, la cultura mexicana adoptó la costumbre del circo con carpa. Se puede decir que el circo mexicano, en la actualidad solo evidencia los restos de las culturas occidentales dentro de sus manifestaciones artísticas, es decir, fueron desplazadas sus raíces indígenas, que venían acompañadas de un gran carácter religioso y por ende sagrado.
Las ideas que impuestas por el invasor español, en el ámbito escénicos, era simplemente demostraciones de artes, separando de esta forma la parte religiosa que caracterizaban a los aztecas, para de esta manera poder dominarlos e imponerles su cultura europea. Se puede notar que el proceso de secularización que se dio en todo el mundo, tuvo su impacto en todas las actividades culturales, especial en las artes escénicas de México, ya que fueron transformadas a lo largo de su historia hasta hoy en día. Con la expansión de la actividad comercial y el pensamiento capitalista reinante en la actualidad, las artes circenses de México se han convertido en los espectáculos de una empresa recreativa, ya que se ha vuelto un monopolio del circo. Toda la evolución de las disciplinas que hoy conocemos como disciplinas de las artes circense en México, han sido producto del choque de intereses, primero por la llegada de los españoles, y luego con los intereses de los Estados Unidos. 

La historia del circo en México, comienza con sus pueblos originarios, con un carácter religioso, luego al llegar los españoles, se convierte en simples actos recreativos, y después de su independencia pasa a ser por influencia estadounidense en una empresa recreativa.

jueves, 4 de junio de 2015

MARGARITA

¿Recuerdas que querías ser una Margarita 

Gautier? Fijo en mi mente tu extraño rostro está, 
cuando cenamos juntos, en la primera cita, 
en una noche alegre que nunca volverá. 
Tus labios escarlatas de púrpura maldita 
sorbían el champaña del fino baccarat; 
tus dedos deshojaban la blanca margarita, 
«Sí... no... sí... no...» ¡y sabías que te adoraba ya! 
Después, ¡oh flor de Histeria! llorabas y reías; 
tus besos y tus lágrimas tuve en mi boca yo; 
tus risas, tus fragancias, tus quejas, eran mías. 
Y en una tarde triste de los más dulces días, 
la Muerte, la celosa, por ver si me querías, 
¡como a una margarita de amor, te deshojó!

Ruben Dario 

viernes, 3 de abril de 2015

POEMA DE MARIO BENEDETTI "NO TE SALVES"

No te salves 

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti

GUERRA DE LAS MALVINAS

Las Malvinas, un año después

Un soldado argentino que regresaba de las islas Malvinas al término de la guerra llamó a su madre por teléfono desde el Regimiento I de Palermo, en Buenos Aires, y le pidió autorización para llevar a casa a un compañero mutilado cuya familia vivía en otro lugar. Se trataba -según dijo- de un recluta de 19 años que había perdido una pierna y un brazo en la guerra y que, además, estaba ciego. La madre, feliz del retorno de su hijo con vida, contestó horrorizada que no sería capaz de soportar la visión del mutilado y se negó a aceptarlo en su casa. Entonces el hijo cortó la comunicación y se pegó un tiro: el supuesto compañero era él mismo, que se había valiado de aquella patraña para averiguar cuál sería el estado de ánimo de su madre al verlo llegar despedazado. 
ésta es apenas una más de las muchas historias terribles que durante estos últimos doce meses han circulado como rumores en Argentina, que no han sido publicados en la prensa porque la censura militar lo ha impedido y que andan por el mundo entero en cartas privadas recibidas por los exiliados. Hace algún tiempo conocí en México una de esas cartas y no había tenido corazón para reproducir algunas de sus informaciones terroríficas. Sin embargo, revistas inglesas y norteamericanas celebraron este 2 de abril el primer aniversario de la aplastante victoria británica, y me parece injusto que en la misma ocasión no se oiga una voz indignada de la América Latina que muestra algunos de los aspectos inhumanos e irritantes del otro lado de la medalla: la derrota argentina.
La historia del joven inválido que se suicidó ante la idea de ser repudiado por su madre es apenas un episodio del drama oculto de aquella guerra absurda...

Gabriel García Márquez

jueves, 11 de diciembre de 2014

POESÍA FEMENINA "AQUÍ NO IMPORTA SI HUBO AMOR" AURA SUBINA

Aquí no importa si hubo amor


IV

Aquí no importa si hubo amor
o carencia de tierra
o lunas frágiles en la boca del lago.
Tampoco vale el éxtasis
las candelas en invierno o el café frío.

Aura Sabina